Archivo del sitio

Ejemplos de Ciudades Inteligentes

Ciudades-Inteligentes

No hay mejor manera de conocer cuáles son los ejemplos más claros de las ciudades inteligentes del planeta que estudiando el ranking publicado en este año 2016  por el IESE, el cual es la Escuela de Negocios de la Universidad de Navarra en España y se especializa en el estudio de las ciudades inteligentes. Para ser considerada una Ciudad Inteligente, el IESE toma los siguientes parámetros:

  1. Capital Humano: se consideran con signo positivo la proporción de la población con estudios secundarios y de nivel superior; el número de escuelas de negocios, la cantidad de museos y galerías de arte y cultura de la ciudad y sobre todo el conjunto de universidades.
  2. Cohesión Social: La cohesión social es una dimensión sociológica de las Ciudades y se define como el grado de consenso de los miembros de un grupo social o la percepción de pertenencia a un proyecto o situación común. Éste indicador considera el ratio de muertes por cada 100.000 habitantes, el índice de criminalidad y de sanidad pública, la tasa de desempleo, la cantidad de mujeres trabajadoras entre otros.
  3. Economía: Esta dimensión incluye todos aquellos aspectos que promueven el desarrollo económico de un territorio: planes de promoción económica local, planes de transición, planes industriales estratégicos, y generación de clústeres, innovación e iniciativas emprendedoras.
  4. Gestión Pública: En la dimensión de gestión pública se engloban todas aquellas acciones destinadas a mejorar la eficiencia de la Administración, incluyendo el diseño de nuevos modelos organizativos y de gestión. También influye la tasa de recolección tributaria, número de embajadas y consulados, la cantidad de usuarios de Twitter entre otros.
  5. Gobernanza: es el término utilizado comúnmente para designar la eficacia la calidad y la buena orientación de la intervención del Estado. Dado que el ciudadano es el punto de encuentro para solucionar todos los retos que afrontan las ciudades, deben tenerse en cuenta factores como el nivel de participación ciudadana, la capacidad de las autoridades para involucrar a los líderes empresariales y agentes locales, y la aplicación de planes de gobierno electrónico.
  6. Medio Ambiente: Los factores que se toman en cuenta en este renglón tienen como base la mejora de la sostenibilidad medioambiental a través de planes anticontaminación el apoyo a los edificios ecológicos y las energías alternativas una gestión eficiente del agua y políticas que ayuden a contrarrestar los efectos del cambio climático son imprescindibles para la sostenibilidad en el tiempo de las ciudades.
  7. Movilidad y Transporte: Las ciudades del futuro tienen que hacer frente a dos grandes retos en el ámbito de la movilidad y el transporte: facilitar el movimiento por las ciudades (muchas veces de grandes dimensiones) y facilitar el acceso a los servicios públicos. En tal sentido los indicadores en este apartado son: índice de tráfico, número de accidentes vehiculares, cantidad de estaciones de metro, modalidades de transporte urbano, rutas aéreas de la ciudad.
  8. Planificación Urbana: Este aspecto es importante porque una planificación deficiente implica un desmejoramiento de la calidad de vida de la población, ya que aumentan los gastos logísticos. Los puntos más resaltantes son el porcentaje de acceso de la población a instalaciones sanitarias, el número de personas por hogar, la cantidad de arquitectos en ejercicio entre otros.
  9. Proyección Internacional: Las ciudades que quieran progresar deben conseguir un lugar privilegiado en el mundo. Mantener la proyección global pasa por mejorar la marca de la ciudad y su reconocimiento internacional a través de planes turísticos estratégicos, la atracción de inversión extranjera y la representación en el exterior. Teniendo en cuenta esto los indicadores de este renglón son número de turistas internacionales, cantidad de hoteles per cápita, número de pasajeros que viajan en líneas aéreas.
  10. Tecnología: no por último la menos importante las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son parte de la espina dorsal de cualquier sociedad que quiera llamarse “inteligente”, por lo tanto aquí se mide el ancho de banda de Internet, número de usuarios de Facebook, número de dispositivos móviles per cápita, calidad del servicio web, número de puntos de acceso de wifi gratis entre otros.

En este sentido, las ciudades que cumplen con los mencionados estándares puede considerarse una ciudad inteligente. El IESE después de haber hecho un minucioso estudio a nivel global determino el ranking de las ciudades inteligentes y que, por lo tanto, son ejemplo a seguir, las ciudades son:

Ciudad – País Calificación IESA
1 Nueva York – Estados Unidos 100,00
2 Londres – Inglaterra 99,65
3 París – Francia 92,89
4 San Francisco – Estados Unidos 92,41
5 Boston – Estados Unidos 91,68
6 Ámsterdam –Países Bajos 90,32
7 Chicago – Estados Unidos 90,23
8 Seúl – Corea del Sur 89,60
9 Ginebra – Suiza 87,44
10 Sidney – Australia 86,06
80 Santiago de Chile – Chile 66,54
85 Buenos Aires – Argentina 65,60
162 Caracas – Venezuela 43,32

Como podemos darnos cuenta Nueva York es la ciudad más inteligente del Mundo, la cual tiene una calificación perfecta en todos los indicadores del IESE, por su parte en Latinoamérica el puesto más alto lo ocupa la ciudad de Santiago de Chile con una calificación de 66,54 puntos. En el caso de Venezuela, Caracas cumple con varios estándares pero con otros no tanto, ocupa la posición número 162 en el mundo.


Referencias

Consultados el día 20 de julio de 2016 de la WWW:

Tarjeta Finol

Banner De todo un Poco (1) 600 px

Anuncios

Parámetros para Ciudades Inteligentes

Una ciudad o un territorio que se considere inteligente se manifiesta fundamentalmente por su carácter multidimensional y multifacético, en términos de actores, en cuanto a dominios clave (transportes, energía, educación, salud, residuos, vigilancia, economía…), y en desarrollo y utilización de tecnologías.  Para determinar estos conceptos, el Comité Técnico de Normalización de AENOR AEN/CTN 178 “Ciudades Inteligentes”, impulsado por la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI) de España, tiene como objetivo facilitar la implantación de infraestructuras tecnológicas que permitan desarrollar un nuevo modelo de gestión de servicios urbanos basados en la eficiencia, la sostenibilidad y resiliencia. En total lo constituyen más de 300 expertos, siendo uno de los comités de AENOR con mayor volumen de participación de todos los sectores implicados.

Su actividad es fruto de la experiencia que Ayuntamientos, profesionales y empresas han alcanzado en la implementación de proyectos tecnológicos, y en él la colaboración público-privada, tan necesaria en el entorno de las smart cities, está resultando de gran valor y eficacia. El CTN 178 va a permitir poner orden en la conformación de los modelos de ciudad y establecer las reglas necesarias para poder definir de una forma más concreta los diferentes elementos que configuran una ciudad inteligente.

A través de las normas que se vayan definiendo y publicando se fijarán los estándares que marcarán las reglas del juego en los desarrollos futuros. El CTN 178 se organiza en 5 grandes grupos, denominados subcomités, encargados de la normalización de un área temática. En coherencia con los consensos de partida, los grupos integran Ayuntamientos, empresas y profesionales y están liderados por un responsable de RECI (Red Española de Ciudades Inteligentes), una innovación institucional de España que agrupa a más de 62 ciudades y constituye una demanda agregada e inteligente capaz de orientar y enriquecer el mercado, y por SEGITTUR. Desde este Comité de Normalización se generarán y difundirán más de 30 normas relativas a eficiencia energética, la movilidad, la gestión del agua, las plataformas de ciudad o los destinos inteligentes.

Parámetros

Para medir si una ciudad cumple los atributos definidos, la UNE178501  establece los requisitos que suponen la base para la construcción de los indicadores. Estos requisitos son generales y abarcan todos los ámbitos que conforman la ciudad inteligente.Los requisitos que aúnan los indicadores que hacen medible si una ciudad cumple los estándares requeridos se dividen en sostenibilidad ambiental, productividad, calidad de vida, igualdad e inclusión social, infraestructura física y TICs.

Estos requisitos hacen posible saber si, por ejemplo, el ámbito de economía inteligente de una ciudad y las políticas que se están aplicando para que esa economía sea considerada ‘smart’, cumplen con los indicadores de calidad establecidos para el requisito de Tecnologías de la Información y de las Comunicación o si cumple el requisito de igualdad e inclusión social.

Además de las 20 normas técnicas publicadas en el seno de AENOR, desde España se está participando activamente en el desarrollo de estándares internacionales en el seno de los organismos Internacionales de Normalización (ISO, IEC, ITU). Se está trabajando para establecer un sistema de clasificación que facilite herramientas de estandarización válidas para todo tipo de ciudades del mundo, con sus propias particularidades y aplicable en tiempos distintos. Es por eso que una vez que aclarado el significado del ecosistema de ciudad inteligente, AENOR establece una arquitectura clasificatoria o Anatomía de la Ciudad, como también la denomina, que es común y válida para todas las ciudades, en las que diferencia tres sistemas identificables en todas las urbes:

  • Estructuras, que engloba el territorio, las infraestructuras y el entorno. Todos ellos con sus propios componentes especificados.
  • Sociedad, que incluye a las personas, sus organizaciones y sus relaciones y a los gobiernos, nuevamente con sus propios componentes.
  • Interacciones que la sociedad lleva a cabo con las estructuras y que pueden medirse como flujos de información, con sus propios componentes.

En cuanto a las TICS, es una de las piezas claves del sistema que permite a una ciudad ser inteligente, ya que para cubrir todos sus ámbitos, responder a todos sus atributos y alcanzar los requisitos marcados en la norma, las Tecnologías de la Información y de las Telecomunicaciones (TIC) han de impregnar tantos las estructuras que ha de gestionar como llegar a la sociedad a la que debe servir y ser útil.Por eso la norma de AENOR propone de nuevo un sistema de capas como en el caso de definición de atributos y requisitos de una ciudad inteligente, para establecer cómo ha de ser la arquitectura TIC en una smart city. Esta arquitectura, como ocurría con la definición de atributos de la ciudad, ha de ser capaz de cubrir espacios geográficos diferentes con distintas tecnologías en ciudades con sus propias características.

No deja de resultar compleja esta clasificación, porque la norma además elabora una última estandarización para definir la estructura TIC, que cuenta con una capa de infraestructuras (redes, plataformas, dispositivos), una capa de control y seguridad y una capa de servicios y aplicaciones para la ciudadanía, esto como es de esperar constantemente se va actualizando conforme pasa el tiempo debido a los constantes avances tecnológicos que existen en la actualidad.

ciudad inteligente verde


Referencias

Consultado el día 15 de julio de 2016 de la WWW:

Tarjeta Pernia

Banner De todo un Poco (1) 600 px

A %d blogueros les gusta esto: