Archivo del sitio

La salud y el mundo que nos rodea

Banner Ensalada

Muchas veces descuidamos la salud a veces y generalmente por no conocer los hechos y otras veces por irresponsabilidad, ya que sabemos lo que puede suceder. Me refiero particularmente a lo que ingerimos. A la sociedad actual y a los medios de comunicación les importa mucho más las ganancias económicas que proteger a los ciudadanos a quienes va dirigido el consumo de sus productos, es decir poco importa la ética profesional; esto es más acentuado en los países del Tercer Mundo, donde se gastan millones de dólares en hacernos ver las ventajas supuestas de productos comerciales cuando se sabe a ciencia cierta que el consumo puede dañar nuestra salud. Muchos productos alimenticios y fármacos pueden estar contribuyendo a la alta frecuencia del cáncer en edades más tempranas que en el siglo pasado, así como en el caso de la Diabetes Mellitus, el Síndrome Metabólico, la Enfermedad Hipertensiva, la Obesidad Mórbida, cuya frecuencia aumenta cada año y preocupa a las autoridades médicas; éstos productos son los refrescos y sodas, los jugos artificiales, los preservantes, saborizantes y conservantes que se les agregan a los productos, la comida chatarra, bebidas energizantes, botanas o pasapalos como papas fritas y platanitos, bellamente empaquetados y promovidos en los medios masivos de comunicación.

Comida Chatarra

Tan grave es el problema que se ha predicho con certeza el porcentaje de personas que padecerán de cáncer o sufrirán de un accidente cardiovascular. El cuerpo humano tal como lo conocemos no fue programado para el consumo elevado de agentes químicos. Un ejemplo de cada día es la cantidad de ácido fosfórico que se encuentra en los refrescos de cola. Hay algo que no se dice, que un medicamento muy consumido y usado desde temprana edad, como el Acetaminofén, puede producir enfermedades agudas del hígado. Así que en los EEUU no es el consumo exagerado de alcohol el que puede más frecuentemente dañar al hígado, sino el Acetaminofén que es consumido como antigripal desde tempranas edades y es aparentemente el analgésico más usado y puede ser comprado sin receta médica. A informarse más y a tratar de comer alimentos cuya composición y agentes añadidos están bien señalizados en las etiquetas, así como el leer la letra pequeña de los efectos secundarios que casi todos los medicamentos pueden ocasionar. Infórmese con su médico de confianza, no se automedique por más de 3 o 4 semanas. Puede estarse causando un daño irreparable a su cuerpo, ya sea a sus riñones, hígado o sistema cardiovascular.

acetaminofen


Referencias

Tarjeta Castellanos E

Banner De todo un Poco (1) 600 px

Anuncios

Ensalada de Ideas: el Vino

Banner Ensalada (2)

El Vino

Una simple definición es la de la Comunidad Europea que dice que el vino “es sencillamente la bebida producida de la fermentación de la uva fresca”. Gracias a sus azúcares y a la gran cantidad de jugo, la uva tiene la tendencia natural a fermentarse por la acción de las levaduras, que están en la piel del fruto, si esto se hace dentro de un recipiente, del tipo que sea, el vino se hará naturalmente, es así como seguramente en tiempos no definidos, el hombre prehistórico lo hizo. Estudios arqueológicos han demostrado que hace entre siete y ocho mil años existían cultivos organizados en lo que hoy es Turquía, Armenia y Georgia. El arte de la fabricación del vino abarca tres etapas: la obtención del jugo, la fermentación del mosto para elaborarlo y la maduración del mismo, ya sea en toneles o en botellas bajo vigilancia y atención cuidadosa hasta que esté listo para el consumo. Unos cincuenta países lo producen, la vid crece y se desarrolla en zonas de clima templado del centro y sur de Europa, el Oriente del Mediterráneo, América del Norte y del Sur, Sur África, el Sureste de Australia y Nueva Zelanda, es decir en zonas ubicadas geográficamente entre los 30 y 50 grados de latitud norte y sur, una excepción seria el cultivo y obtención del vino que se hace en las cercanías de Carora por la Empresa Pomar en Venezuela. Existen cuatro tipos de vino: el de Mesa, generalmente tomado con las comidas con una graduación alcohólica entre 9 y 14%, los vinos de Burbujas como el Champán, los vinos Fortificados como el Sherry y el Oporto, a los que se les añade Brandy con un contenido de alcohol hasta el 21% y los vinos Aromatizados como el Vermouth a los que se le añaden raíces, flores, hierbas y especies. La fermentación de bayas y frutas producen los no bien llamados vinos de frutas.

Los vinos que más frecuentemente consumimos son los vinos de mesa secos, es decir el tinto, luego los blancos y en menor cantidad los rosados. Existen una gran variedad de cepas de la uva (se dice que más de dos mil), entre las más conocidas, tenemos Albariño, Cabernet Franc y Sauvignon, Chardonnay, Chenin Blanc, Garnacha, Nebbiolo, Merlot, Pinot Noir, Malbec, Riesling, Syrah, Tempranillo y Zinfandel. Para su mejor conservación, la botella se mantendrá acostada de manera que el corcho no se seque, en un sitio alejado de las vibraciones, en oscuridad y con una temperatura sin grandes variaciones. Evite a toda costa tenerlo en la cocina, cerca de los electrodomésticos y de la luz directa del sol. Para finalizar, en cuanto al servicio del vino, los blancos deben de estar fríos, ya que la temperatura ambiental y el calor acentúan la acidez de los mismos, y los tintos deben ser servidos algunos grados por debajo de la temperatura del ambiente. Algo que nunca deberá hacerse es enfriarlos en un congelador o guardarlos en la nevera por más de 24 a 48 horas, ya que pueden estropearse. La manera más eficiente de conseguir la temperatura adecuada es colocar la botella dentro de una hielera con abundante hielo y agua por aproximadamente unos 20 minutos, la gran mayoría de los blancos se sirven entre 6 y11°, los tintos entre 12 a 15° y el espumoso (ya sea un cava o un champán) entre 4 y 7°.

Castellanos Efren

A %d blogueros les gusta esto: