Artesanos Digitales


artesanos digitales 01

La Revolución Digital, también llamada la Tercera Revolución Industrial, es el cambio de la tecnología analógica, mecánica, y electrónica, a la tecnología digital, que comenzó entre finales de la década de 1950 a finales de la década de 1970, con la adopción y la proliferación de las computadoras digitales y mantenimiento de registros digitales que sigue hasta nuestros días. De manera implícita, el término también se refiere a los cambios radicales provocados por la computación y la tecnología de la comunicación durante (y después) de la segunda mitad del siglo XX. Análoga a la Revolución Agrícola y la Revolución Industrial, la Revolución Digital marcó el comienzo de la Era de la Información.

En el centro de esta revolución esta la producción en masa y el uso generalizado de circuitos lógicos digitales, y sus tecnologías derivadas, incluidas la computadora digital, el teléfono celular digital, e Internet. En esas condiciones, la relación entre conocimiento, poder y producción material resulta profundamente alterada; manteniéndose, sin embargo, intacta la esencia del fenómeno. Información y conocimiento no determinan, como trabajo, el valor, pues no existe conocimiento o información productiva en abstracto, desvinculado del propio trabajo. “Trabajo informativo” o “trabajo intelectual” son expresiones adecuadas para definir la nueva situación, en la que lo que se extrae prioritariamente del trabajador, como fuente de máxima estimación, no son sus energías físicas, sino mentales.

De allí que nazca el concepto de ‘MakerMovement’ o movimiento de fabricantes o artesanos, dos palabras que describen una de las tendencias que está redefiniendo la relación de la sociedad con la tecnología: las innovaciones tecnológicas ya no son creadas única y exclusivamente por grandes fabricantes y compañías multinacionales. Cada individuo cuenta hoy con las herramientas y las posibilidades para crear sus propios productos. La comunidad Maker empodera a las personas a través de la innovación y el conocimiento abierto, de modo que sus adeptos tengan la posibilidad de recrear productos, y hacer realidad sus ideas sin incurrir en grandes inversiones. Todos son innovadores y todos comparten qué, cómo y por qué crean.

El énfasis del movimiento es aprender a través de la experiencia. Y aunque tiene como estandarte el concepto del DIY (Do It Yourself: Hazlo tú mismo) promueve el trabajo en equipo, la obtención y producción de conocimiento en comunidad y la anulación del individualismo en pro del DIWO (Do It With Others: Hazlo con otros). El ‘MakerMovement’ busca catapultar la investigación para nuevas aplicaciones de tecnología en computación, diseño, robótica, entre otras disciplinas, y quiere lograr que la interacción entre las personas suceda más allá del plano virtual.

Citando libremente el artículo de The New Yorker (2014), esto es posible gracias al surgimiento en los 80 del ordenador personal, que permitió esta emancipación personal. Los ordenadores sustituyeron al LSD y otras drogas de la revolución de los 60, fueron los nuevos medicamentos, con efectos secundarios menos devastadores que la heroína o la cocaína, tal vez con el mismo potencial adictivo, pero con una fuerza transformadora y de desarrollo personal incalculable. Sin embargo, la “infoxicación” que padecemos provoca en muchos la renuncia al conocimiento por rendición, la sociedad de la información es también la sociedad de la ignorancia, que surge de esa irreprimible tendencia a aceptar por comodidad, las visiones tópicas prefabricadas anulando nuestra capacidad crítica.

Es urgente enseñar a ser autónomos desde la crítica, invitando a las personas a evaluar lo que leen, oyen y ven. La educación mediática y digital empodera a las personas y les da el poder de “escoger”.

Pero estamos en la era del “capitalismo cognitivo”: más de la mitad de la fuerza laboral gestionando información. Más que una revolución se trata de una transformación, la posibilidad de inventar un “nuevo mundo” que como cita The Maker Movement Manifesto (2014) es un mundo de artesanos, hackers y “manitas”.

artesanos digitales 02


Referencias

Consultados el día 30 de Diciembre de 2015 de la WWW:

Tarjeta Ordonez

Banner De todo un Poco (1) 600 px

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 10/01/2016 en Año 03, Tendencias laborales y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

A %d blogueros les gusta esto: